No endulzo ningún líquido que después deba revolver, pero los revuelvo igual. Porque descubrí que amo las formas redondeadas, las que a su vez pueden contener, cargar y descargar y también girar con distintas intensidades.

Y me encontré eligiéndolas. Sintiendo el placer de tenerlas entre los dedos. Decididamente mi cubierto preferido, por su forma, su función y su determinación es la cuchara.

Mejor aún, la cucharita.

Puedo conseguirlas en diferentes lugares, pueden ser de diferentes colores o materiales. Lo que se, es que cuando nos encontramos (con algunas) la conexión es tan intensa que sabemos que ya no nos vamos a separar. 

¿Vieron cuando alguien dice que la prolongación de su mano es el celular?

Bueno, yo tengo un par de prolongaciones de mis manos que voy a ir confesando, pero indudablemente una de ellas (pongámosle #prolongacionUno) son las cucharitas.

Las miro y sé que las quiero.

 

#AmoresEspeciales